¡ADIÓS A LA CHANCLA VOLADORA!

¡ADIÓS A LA CHANCLA VOLADORA!

_

Senado prohíbe castigo corporal como método de crianza

Muchos mexicanos aseguran que “si no conociste la chancla, no tuviste infancia”; sin embargo, dicha aseveración será cosa del pasado, pues a partir de hoy el pleno del Senado prohibió por ley el uso de manazos, nalgadas, cachetadas y todo tipo de violencia física implementada por padres, abuelos o maestros en la crianza de los menores de edad.

El decreto fue enviado a Cámara de Diputados y en el dictamen se destacan cifras oficiales de la UNICEF publicadas en 2017, donde se informa que seis de cada 10 niñas, niños y adolescentes entre uno y 14 años han experimentado algún método violento de disciplina infantil en sus hogares.

Además, uno de cada 15 niños y niñas ha recibido alguna forma de castigo físico severo: jalones de orejas, bofetadas, manotazos o golpes fuertes, en forma de disciplina.

“La escuela y la vía pública son dos entornos donde suceden ocho de cada 10 agresiones contra niñas, niños y adolescentes entre 10 y 17 años. Mientras que el hogar es el tercer lugar en donde están expuestos a la violencia”, señala el estudio.

Opinión experta

Pese a lo que muchos padres piensan, expertos en psicología infantil aseguran que “pegarle a los niños, sólo les enseña a tener miedo”, y es que la violencia no se justifica, y menos cuando es dirigida a un ser vulnerable cuyas condiciones tanto físicas como intelectuales son inferiores.

Aunado a ello, hacer uso de la violencia física en la crianza de un menor de edad tiene como consecuencias que el niño en vez de razonar por qué un acto está mal, lo que hará será no repetirlo simplemente por el miedo al castigo, desarrollando así baja autoestima y menos confianza en sí mismos.

Finalmente, cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), señalan que entre 2012 y 2017 fueron asesinados casi dos mil 600 menores de 15 años, de los cuales, 42 por ciento fue en manos de algún familiar dentro de sus hogares o por maltrato.